Nutrición

Sana alimentación para su desarrollo

Al igual que los adultos, habrá días en que tu pequeño tendrá hambre y otros días en los que no se mostrará tan interesado en los alimentos.


Esto por lo general depende de qué tan activo ha estado su día, de si está cansado o si se ha concentrado en adquirir una nueva habilidad.

También puedes notar que tu hijo prefiere los mismos dos o tres alimentos durante semanas. Esto es bastante normal alrededor de los 3 años y no durará para siempre, después de nueve meses de querer comer sólo arroz, frutas o panes, una mañana puede despertar y no querer volver a verlos.

Ofrécele una variedad de alimentos saludables todos los días, procura que cada día coma verduras, fruta, productos lácteos (leche, queso, yoghurt), carne, huevo, pescado, pan, cereales, arroz y pasta. ¡Buen provecho!