Educación

Mi carácter es muy fuerte y no lo puedo cambiar

Una nota de Niños de Ahora por Luis Carlos y Gaby.


“Mis padres fueron muy duros conmigo y no estoy traumado”

“A mí me tocó nacer en familia de gritones y por eso soy así… ”

Este tipo de ideas indican la falta de disposición para cambiar. De alguna manera están mandando el mensaje de que “los demás tienen que aguantar mi mal humor, mis programaciones o mis defectos de carácter porque no hay otra alternativa”

Esto es una absoluta mentira que no sólo nos contamos a nosotros mismos, ¡queremos que los demás nos la compren!

La próxima vez que te caches diciéndote mentiras como estas, te invitamos a que hagas un alto y respondas estas 4 preguntas:

  1. ¿Realmente esto es cierto? ¿Estoy totalmente convencido de que esto sea verdad?
  2. ¿Cómo reacciono ante esto? ¿Qué emociones siento? ¿Qué pasa en mi cuerpo?
  3. ¿Cómo reacciona mi entorno – familia, amigos, compañeros de trabajo – ante esta afirmación?
  4. ¿Cómo sería mi vida si esta afirmación no fuese cierta? ¿Si tuviera otras opciones?

Tus respuestas te ayudarán a restarle poder a afirmaciones negativas en tu vida y a abrirte a la posibilidad de descubrir otras formas de ser.

¿Conoces a alguien a quien le puedan servir estas 4 preguntas? A nosotros nos han servido muchísimo.

COMPARTE este artículo. Seguramente llegará a la persona que lo necesita en el momento en que lo necesita.

Y recuerda que estamos aquí para CRECER y SERVIR. Cuando dejamos de crecer (internamente) comenzamos a morir. Cambiar -soltar lo que ya no sirve – es parte importante de crecer como padres y como personas.

Con amor,

Luis Carlos y Gaby.

Para más información, visita http://ninosdeahora.tv/mi-caracter-es-muy-fuerte-y-no-lo-puedo-cambiar/

  • Leer Nota ->

    Educación

    Familia

    ¿Cómo afecta la comparación a nuestros hijos?

  • Leer Nota ->

    Educación

    ¿Qué hacer para no explotar con tus hijos?

  • Leer Nota ->

    Educación

    Familia

    El Hijo Sándwich

  • Leer Nota ->

    Educación

    La socialización de tu pequeño