Familia

Fatiga parental

¿Sientes que el día no te alcanza? ¿Por más que haces no es suficiente?


La fatiga parental es real. No saldrás de ella trabajando más duro y exigiéndote más. Esto es lo que tienes que hacer HOY para comenzar a cambiar las causas:

  1. Pon límites claros.
  2. Delega. Define responsabilidades y asígnalas en casa.
  3. Reduce tus roles. “El que a muchos amos sirve… “
  4. Date tiempo para ti TODOS los días. Hazlo hasta que se te quite la culpa por hacerlo.
  5. Escribe una carta. Date tiempo para reflexionar, ve de dónde proviene tu necesidad de exigirte tanto y el sentirte insuficiente. Expláyate, deja que salga todo. Al final declara: “De ahora en adelante… ” Completa esta frase con tu decisión sobre cómo quieres amarte y amar a tus seres queridos a partir de este momento.

Con cariño,
Luis Carlos y Gaby.

  • Leer Nota ->

    Educación

    ¿Cómo saber si tu niño quiere leer?

  • Leer Nota ->

    Familia

    Conoce 5 propósitos saludables para parejas

  • Leer Nota ->

    Educación

    Mi Hija Piensa Que Ella Manda

  • Leer Nota ->

    Desarrollo y diversión

    Actividades para estimular el desarrollo